Renueva la decoración de tus paredes con el mínimo esfuerzo

Renueva la decoración de tus paredes con el mínimo esfuerzo

¿Este año necesitas darle un aire nuevo a tu hogar o a tu lugar de trabajo? Ahora puedes transformar cualquier espacio decorando las paredes de forma sencilla con un innovador sistema de colgado.

El inicio del año es un buen momento para realizar cambios. Es tiempo de nuevos propósitos para mejorar facetas de nuestra vida. Uno de ellos puede ser cambiar el aspecto de nuestro hogar. La casa es el espacio que refleja la esencia personal. Se dice de ella que es como el espejo del alma… los cambios que se realizan en este entorno, también se manifiestan dentro de nosotros. Por todo ello, es importante encontrarnos a gusto con la decoración de nuestra vivienda.

En muchas ocasiones nos da pereza transformar los espacios porque implica tiempo y esfuerzo. Una manera sencilla de renovar nuestra casa es decorar las paredes con elementos que nos agraden. 

Es probable que la idea de colgar cuadros u otros objetos nos lleve a pensar en perforar muros, tapar agujeros… No obstante, existen formas mucho más fáciles para vestir nuestras paredes. A continuación os explicamos un sistema de colgado novedoso que simplifica mucho el trabajo.

Colgar de forma sencilla con el sistema de hilos

Si deseamos cambiar cuadros o colgar piezas decorativas, ya no hace falta tapar y realizar nuevos agujeros con el engorro que esto supone. Actualmente tenemos a nuestro alcance el sistema de colgar cuadros con hilos.

Este método consiste en instalar un riel en la parte alta de la pared. En él, se cuelgan los hilos que sostienen los marcos u otros elementos. Estos hilos son móviles y se desplazan cómodamente a lo largo de todo el riel, por lo que los cuadros se pueden colocar en cualquier lugar. El gancho que conecta el hilo con el objeto es fácil de  manejar. Asimismo, el riel resulta muy sencillo de instalar.

Este sistema supone una revolución en la forma de decorar las paredes. En primer lugar, sólo se tiene que perforar una vez. Posteriormente, si se desea colocar nuevos elementos o se quieren desplazar de lugar, basta con ajustar la altura o correr la guía. Esta operación no lleva más de dos minutos. Además, se pueden añadir cuantos hilos se necesiten, sólo existe el límite del espacio de la pared.
 
De esta manera, es mucho más asequible el cambio de cuadros y se puede llevar a cabo tantas veces como se desee. Además, es posible colgar diversos elementos decorativos como plantas, platos, espejos… Podemos dejarnos inspirar por nuestra imaginación.

Otra de las ventajas es que el riel se puede instalar en el techo. Se trata de la mejor solución si deseamos colgar algún objeto cuando las paredes no lo permiten. Esto sucede en muros con valor histórico o de cristal. Si este es el caso, podemos decorar la pared gracias a este práctico sistema de techo.

Materiales utilizados en el sistema de hilos

Las guías están fabricadas en diversos tamaños según su uso doméstico o comercial. También existe una gran variedad de guías y colgadores en función de los objetos y del peso del objeto que precisemos colgar. 

Los elementos que componen el mecanismo son muy discretos y se adaptan con elegancia a cualquier pared. Los hilos están fabricados en varios materiales: pueden ser de acero o de nylon. Éstos últimos son transparentes y producen el efecto de que los objetos flotan. Dichas variantes del sistema ofrecen al usuario una amplia gama de elección según el gusto personal y las necesidades.

Las utilidades de este novedoso sistema de colgado

Otra de las virtudes es que podemos adaptar este sistema a diversos espacios. Es especialmente útil en una galería de arte, donde los cambios de las obras son frecuentes. Este método permite situar los marcos en vertical y en horizontal, colocándolos en cualquier posición de forma “express”. 

Es una opción ideal para su uso en escaparates, ya que facilita el colgado de las gráficas en cualquier ángulo. Resulta de gran utilidad en otros lugares como los estudios de pintura, los espacios polivalentes, las galerías de antigüedades y los museos.

En definitiva, este método posee muchos beneficios respecto a los colgadores convencionales. Resulta estético, práctico y sencillo de instalar en cualquier ubicación. Una gran ventaja es que no es preciso perforar cada vez que realicemos un cambio de pieza, lo que ahorra tiempo y esfuerzo. Además, no daña las paredes de nuestro hogar u oficina y permite el cambio rápido y cómodo de los elementos. 

Ahora ya no tienes excusa para cambiar la decoración de tus paredes. Este nuevo año, inspírate y redecora tu casa de forma práctica y sencilla. Recuerda que tu entorno refleja quien eres, recuerda la importancia que tiene un ambiente de armonía para proporcionarte equilibrio en tu vida. 

Cerrar menú
Olvidó la contraseña?
Perdiste la contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o correo electrónico. Recibirás un link para crear una nueva contraseña a través del correo electrónico.
No compartimos sus datos personales con nadie.
×

Carrito